Vistamar es una invitación a disfrutar lentamente de la vida, respetando el paso del tiempo. Es divertirse en cada momento en torno a lo que tú más disfrutes, con quien quieras, en la ciudad, en la playa o a los pies de una montaña. La esencia es disfrutar del proceso, tomarnos el tiempo. El tiempo que sea necesario sin apuros. Permitirnos una pausa bebiendo un vino que lentamente produjo aromas complejos y sabores distintivos.

La influencia de la corriente
de Humboldt y los vinos de Vistamar

Las corrientes provenientes de la Antártida ejercen una influencia determinante sobre el clima de la costa chilena. Este se caracteriza por cielos cubiertos de espesas neblinas costeras llamadas camanchacas o garúas. La ausencia de lluvias y las temperaturas más frías de lo que deberían ser en esta latitud, permiten que estas neblinas penetren al interior de los valles y que durante la tarde soplen vientos fríos desde el mar hacia la tierra. Estas condiciones, características de los lomajes de la Cordillera de la Costa, sumadas a la gran amplitud térmica entre el día y la noche durante el verano, son ideales para que nuestras variedades de clima frío logren una lenta y pareja madurez. .

Los Valles

Close Menu